Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
579277-PLVYU7-380

Diles adiós a las relaciones tóxicas

Asesoría: Teresa Salazar Autora y pionera de la técnica de reiki angelical @conectateangeles

Las personas tóxicas complican nuestra existencia: su pesimismo desbordante, la manipulación y el chantaje emocional son sus principales características.

Reconocer a una persona tóxica es sencillo: generalmente carece de amor propio y de empatía, su autoestima es baja, se mantiene en estados de ansiedad, critica con facilidad al resto de sus congéneres, así como las situaciones de su entorno y su cotidianidad, se centra en los problemas y no en las soluciones, se queja de todo, adora hacerse la víctima y justifica su mal comportamiento o la ausencia de iniciativa con excusas o culpando a otros. No acepta errores y se escuda en mentiras. Se compara continuamente con los demás, se molesta y frustra fácilmente con el éxito, los dones y los talentos de quienes la rodean.

Lamentablemente, en la mayoría de los casos, estos individuos no son conscientes de que sus comentarios y su energía negativa les hace más daño a ellos mismos que a quienes buscan contaminar. La falta de amor propio les genera un deseo de crítica constante que busca básicamente no tener que ocuparse de sus problemas, pues en caso de autoevaluarse, evidenciarían todas sus carencias y defectos.

Por eso, ten presente que todos esos comentarios negativos o destructivos por lo general son el reflejo de sus carencias y de su falta de amor propio. Así que si aprendes a entenderlos y a verlos, incluso con misericordia, lograrás mantener tu tranquilidad y tu paz interior, a pesar de los comentarios o actitudes que tengan frente a ti.

Plan de acción

La opción más sencilla es alejarte lo máximo posible de ese tipo de personas que te contaminan; sin embargo, no puedes evadirte de “todo el mundo”, y es que estos personajes pueden ser parte de tu familia, amigos cercanos o personas de tu entorno laboral con quienes debes convivir a diario o interactuar.

Así que es más productivo revisar opciones que partan de tu decisión personal. Teniendo en mente que este tipo de personas nos afectan en la medida en que lo permitamos, una buena estrategia es crear un escudo protector. Podemos tomar la decisión de alejarnos; tener pensamientos positivos que nos ayuden a mantenernos firmes y conscientes de todo lo bueno que hay en cada uno de nosotros, así como crear un entorno amoroso para generar nuestra felicidad y, a partir de allí, crear nuestra realidad.

Asertividad vs. culpa

La asertividad es quizás una de las habilidades sociales más importantes, pero para muchos es un dolor de cabeza: saber decir no. Resulta que esa sencilla palabra es la herramienta clave para limitar la influencia de otras personas en tu vida y tus decisiones. Decir ‘no’ con la frecuencia justa, sin grosería y con argumentos, te liberaría de muchos conflictos. Sin embargo, la sumisión, la vergüenza o en muchos casos la culpa, te llevan a aceptar ciertas situaciones cuando sabes que te afectan y te hacen daño. Asumir responsabilidades que no son tuyas “porque él siempre me ayuda” o dejar de lado tu crecimiento personal porque “no quiero hacerlo sentir mal” pone en evidencia la falta de amor propio. Para lograr el equilibrio que anhelas es necesario establecer límites y, lo más importante, hacerlos respetar.


Escudo protector
Analiza lo que recomienda Teresa Salazar, autora y pionera de la técnica de reiki angelical, en su libro Reiki angelical para el amor: “Teniendo en cuenta que estas emociones son producto del pensamiento, si tus pensamientos son positivos tus emociones serán de confianza, seguridad, armonía y alegría”. Sencillo, lo que pasa por tu mente llega a tu corazón, así que no te dejes afectar por comentarios malintencionados.

Parejas tóxicas El amor es cosa seria, muchas veces amamos tanto que no nos permitimos ver si esa persona está manipulándonos o si está convirtiéndose en un “ladrón de energía”. Así que si no estás siendo valorada en una relación y si lo que das no es lo que recibes, es mejor tomar distancia y mantenerte a salvo tanto emocional como físicamente.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Artículos Relacionados

Prosperidad para tu hogar

Asesoría: Ana Lucía Sánchez · @re_nacer11 Guardar prendas, objetos o muebles que nos traen a la memoria buenos momentos o personas queridas

Deja un comentario

Abrir chat
¿Hola, en que te puedo ayudar hoy ?
Powered by