Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
622462-PNW0UQ-515

Prosperidad para tu hogar

Asesoría: Ana Lucía Sánchez · @re_nacer11

Guardar prendas, objetos o muebles que nos traen a la memoria buenos momentos o personas queridas no está mal, sin embargo, cuando comenzamos a acumular elementos que no usamos, estancamos la energía, haciendo de nuestro hogar un ancla que nos evita evolucionar.

Algunas veces, el lugar donde vivimos, que debería ser un refugio de paz y seguridad, es escenario de discusiones, enfrentamientos o maltratos, y toda esa energía negativa se queda allí estancada, creando ambientes densos que nos cargan de sentimientos de baja vibración que nos bloquean y que dan pie en el futuro cercano a más peleas, inconvenientes y escasez. Por eso, es necesario realizar con cierta frecuencia armonizaciones y limpiezas energéticas en casa, que nos permitan transmutar toda esa mala energía acumulada en vibraciones positivas. 

¿Cómo hacerlo?
Pide el acompañamiento del ángel de la guarda para que te proporcione el criterio que te permita diferenciar aquello que debes botar, donar o vender, de aquello que debes guardar. Invoca a los ángeles y dales tu permiso para que te acompañen en este proceso de cambio.


* Pon todo en orden, acomoda las cosas en su lugar, permite que cada objeto ocupe su espacio.
*Deshazte de las cosas que no uses. Dona la ropa o los elementos (libros, utensilios, muebles) que no necesites y que estén en buen estado.
* La biblioteca es un lugar que almacena mucha energía, porque los libros con poquísima frecuencia se cambian de lugar, muchas veces no se tocan ni para limpiar el polvo, así que es bueno revisarla, donar, compartir o vender aquellos que ya leímos muchas veces o los que ya no nos interesan.

* En los armarios la ropa se queda acumulada, en algunas ocasiones sin ser siquiera usada. Regala o deshazte de todo aquello que ya no te pongas. Separa con cuidado las prendas, pues las que están en mal estado no deben ser regaladas. Cambia la ropa de lugar, puedes organizarla por ejemplo, por colores, por tipo de prenda, lo importante es que siempre estés moviéndola, para que la energía fluya.
* Es frecuente que tengamos cosas que no hemos estrenado y que llevan algún tiempo guardadas, incluso llegamos a olvidar que existen, por eso, tan pronto llegue algo a tus manos, lúcelo.
* Ocúpate de escritorios, estantes y muebles, muchas veces guardamos allí cosas que ya ni recordamos que teníamos. ¡Remuévelo todo!

De adentro hacia fuera
Este aseo profundo debe ser realizado de adentro hacia fuera. Así, luego de haber botado todo aquello que no sirve, y regalado lo que no utilizas (esto puede tomarte algunos días), debes barrer, trapear y asear todo tu hogar.

Cuando ya todo este perfectamente dispuesto, organizado y muy limpio, es momento de que los ángeles lleguen a sanar tu espacio.

Necesitarás:
* Varitas de incienso, puede ser de sándalo, de citronela o de canela.
* Un velón blanco o uno morado.
* Música suave que te brinde tranquilidad.

Acompañamiento angelical
Toma el velón (blanco o morado) y enciéndelo, enciende también el incienso y dale inicio a la armonización.

Comienza recorriendo habitación por habitación. Invoca inicialmente la presencia de tu ángel de la guarda. Dile en voz alta: “Ángel de la guarda, te pido que me asistas y me protejas en esta limpieza y armonización energética que voy a hacer en mi hogar”.

Luego debes llamar al arcángel Miguel, que en este caso puntual requerimos para que se haga presente y con su espada sanadora nos ayude a cortar y liberar todas aquellas memorias de dolor, así como las fuertes cargas energéticas que existan en casa.

Posteriormente, invoca al arcángel Zadquiel y solicítale que transmute toda esa energía negativa, discordante y oscura que esté presente en el hogar y que por lo general proviene de las peleas entre miembros de la familia, los conflictos de pareja y las discusiones, que hacen que se vaya generando tensión e intolerancia, dando paso a un ambiente denso y oscuro.

Llamamos luego al arcángel Rafael y le pedimos que sane en todo sentido la vivienda y a los que habitan en ella.

Por último, solicitamos la presencia del arcángel Uriel y le pedimos que llene nuestro hogar de prosperidad, de abundancia en todas sus manifestaciones y de oportunidades para quienes habitan en ella.

Repite el mismo proceso en cada uno de los espacios de tu vivienda.Recomendación angelical
Esta limpieza debe hacerse en la mañana, antes del mediodía, ya que es el horario en donde tenemos mejor disposición y menos carga energética acumulada, así podemos realizarlo con una gran actitud, sabiendo que tenemos el tiempo suficiente. Una vez que termines de recorrer todo tu hogar, dales las gracias a los ángeles que te acompañaron, que te permitieron renovar tus espacios, para que su luz irradie paz y armonía.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Artículos Relacionados

Diles adiós a las relaciones tóxicas

Asesoría: Teresa Salazar Autora y pionera de la técnica de reiki angelical @conectateangeles Las personas tóxicas complican nuestra existencia: su pesimismo desbordante,

Deja un comentario

Abrir chat
¿Hola, en que te puedo ayudar hoy ?
Powered by